ABRE MIS ECLIPSADAS VENAS | TONY FRISBY


NEITHER HERE NOR THERE
Between nations, between desires,
between the warm glow of memory
and the colding embers of here and now,
between crinkle-cut Kodak snapshots
of rain-soaked outings to Tramore Strand,

and knife-sharp, digital images
of yet another place that isn’t
Ballybricken Square, I dither in an ocean
of indecision; flounder between
the here of ‘now’ and a ‘then’, of soft,

sepia recall; no raft, no tide or current
to ferry my changeling self,
back to its beginnings or bear the weight
of this nagging, leaden fear,
that the world once known

has changed too many times
upon its green-grassed self, to celebrate
my return with ceilidhs and céad mile fáiltes
on the long-ago summer road
to Dumore East.


NI AQUÍ NI ALLÁ
entre naciones, entre deseos
entre el cálido resplandor de la memoria
y las frías brasas del aquí y ahora
entre instantáneas de Kodak en corte arrugado
de excursiones empapadas de lluvia
a Tramore Strand
y nítidas imágenes digitales
de un lugar que no es Ballybricken Square
navego en un océano de indecisión
converso entre el aquí y el ahora
y un entonces de tenue recuerdo sepia

no hay balsa, ni marea o corriente
que transporte mi yo cambiante
que vuelva a sus inicios o soporte el peso
de este inquietante y plomizo miedo
que conoció una vez el mundo
tantas veces he cambiado
entre su ser de hierba verde
para celebrar mi regreso con ceilidhs y céad mile fáiltes
en el camino de verano
que tomé hace mucho tiempo
a Dumore East


A BOREEN IN COUNTY WATERFORD
Cut me deep, slice my blue-black veins
and the flow of blood will taste
of the rivers that brought me from Africa.
Now I am a stick-man on a cave wall,

a drawer of shimmering images which,
as the ice melts, I leave to delight the gaping future.
Find me again in a bog in Denmark,
note the leather torc, my sacrificed life,

the gold-work around my neck.
Note too my stocky build,
the hair that lines my grinning skull;
its ginger hue still adorns the pates

of my brothers and sisters in the Western Isles.
And though that reign is done,
the world remembers my horned head,
savage axe and Viking tongue,

just as these Sussex Downs
know my lesser sins, the bracken
on Pen Pumlumon Fawr my need of solitude.
But only the Celt in me knows

the march of Alba, the ache of conquest,
the loss of tongue, the green taste of hunger,
those coffin ships, the deaths of heroes,
that double yoke of religion.

*
And so it is that, though my tent
is now firmly set upon an English coast
it’s a boreen in County Waterford that knows me best;
hip and haw, old man’s beard,
the woodbine smell of honeysuckle,
the buttery glow of gorse,
remembering the routes already travelled,
the memories accumulated
the sacrifices, the changes made.

Only here is my future known,
my needs understood, here,
amongst the Fuchsias, dancing
in a boreen in County Waterford.


UNA VEREDA EN EL CONDADO DE WATERFORD
hazme un corte profundo
abre mis eclipsadas venas
el flujo sanguíneo tendrá el sabor de
los ríos que me trajeron de África
ahora, soy un hombre de madera
en la pared de una cueva
un cajón de relucientes imágenes que
mientras se derrite el hielo
se va a deleitarse con el futuro
volverás a encontrarme en un pantano en Dinamarca
nota los torques de cuero
mi vida sacrificada
la artesanía de oro que me rodea el cuello
no olvides mi naturaleza robusta
el cabello que me viste el cráneo sonriente
la tonalidad jengibre como el paté
de mis hermanos y hermanas en las islas occidentales

aunque ese reinado haya terminado
el mundo recuerda el hacha salvaje
mi cornuda cabeza y vikinga lengua
al igual que los Sussex Downs conocen mis pequeños pecados
los helechos de Pen Pumlumon Fawr, mi necesidad de soledad

pero sólo el Celta dentro de mí sabe
la marcha del alba
el dolor de la conquista
la pérdida de la lengua
el verde sabor del hambre
las balsas de ataúdes
la muerte de héroes
el doble yugo de la religión

*
si bien la tienda mía está asentada
con firmeza, en una costa inglesa
una vereda del condado de Waterford me conoce mejor

la rosa rugosa, la barba de viejo
el olor a madreselva
el aceitoso resplandor de la florecida aulaga
los caminos recorridos, los cambios
las acumuladas memorias y los sacrificios
sólo aquí se conoce mi futuro
se entienden mis necesidades sí
aquí, entre las fucsias que danzan
en una vereda en el condado de Waterford


BREDA
I’ve talked of Breda;
of trysts on Tramore Strand

and how we learned to love above the tide-line.
How I lay shipwrecked on her body

in the warm nights
of that first, mortal-sinning summer.

*
Those days are gone
but the waves still caress Tramore Strand,

and in the sands of memory
I still see the imprint we made.


BREDA
he hablado de Breda
de las citas en Tramore Strand
y cómo aprendimos a amar por encima del límite de la marea
cómo yacía náufrago sobre
su cuerpo
en las cálidas noches
de aquel primer verano de pecado
mortal

*
pasaron los días
pero las olas todavía acarician Tramore Strand
y en las arenas de la memoria
aún veo la huella que dejamos

Versión al español de María Del Castillo Sucerquia


TONY FRISBY es un poeta y literato irlandés. Desde los 19 años, abandonó la escuela en Waterford y emigró a Inglaterra. Luego de dedicarse a muchos trabajos informales y de servicios, y lograr cierta solvencia económica, retomó, a finales de los ochenta, la educación académica. Se graduó en Brunel con una maestría en Literatura Moderna y, posteriormente, hizo un doctorado en Poesía irlandesa. Actualmente, reside en la costa sur de Inglaterra, en Sussex. Es autor de cinco poemarios.

Categorías
septiembre 28, 2022
septiembre 20, 2022
Olga Orozco
septiembre 19, 2022