LA MALVA DAMA | BERTA LUCÍA ESTRADA


LA MALVA DAMA, LADRONA DE ALIENTOS

1
La malva dama, ladrona de alientos,
sus dedos alargados
                  desnudos
cierran pupilas,
                  las sumerge en el aluvión del olvido

Sólo se escucha el quejido del agua
acariciada por el viento,
las lágrimas de los sauces
lamen las orillas,
los dioses, caídos en desgracia,
evitan beberla

2
La malva dama, amiga secreta de la noche,
cómplice de la oscuridad,
huye de la bola de fuego
se niega a contemplar los rostros
que ha de lanzar a las tinieblas

La malva dama
la que arrastra mortajas

                  —el pico de águila perforó el ojo del sol—

3
La malva dama, espectro de la jungla,
confunde los caminos de los mendicantes
que se atraviesan en su senda,
marionetas en sus dedos alargados,
juegan a las escondidas

En el eterno vagar abandonó la brújula

Una bandada de cuervos
le sirve de bitácora
y la cuida en su eterno deambular
los muros lloran
mientras ella teje murallas de desamparo
                                  de orfandad
                                  de desarraigo

4
La dama disfrazada de sombras
pide a las estrellas
que la vistan con su túnica

La que oculta las veredas
      conduce a la nada

Dama de ausencia, de soledad,
      de despojo           de la noche eterna
hace girar la rueda de la fortuna,
en el centro de su eje
un hombre yace boca abajo,
detrás, una larga fila de condenados,
                      —los malditos de la tierra—
espera reemplazarlo


LA MALVA DAMA NIEGA EL FANAL QUE ILUMINA LA NOCHE

1
Cráneos de los NN cuelgan del manto de la malva dama
         Sombras de la guerra
             Sombras de desaparecidos

2
Ella no escucha los lamentos de las madres
les da la espalda
las sume en la desesperanza
                                  —En la eterna penumbra—
les niega el mañana

3
Madres eternas en senderos sin luz
la malva dama les niega el fanal
que ilumina la noche

4
Los cuencos de sus ojos ya no lloran
se salieron de sus órbitas
en el último crepúsculo
que les mostró los cuerpos desmembrados
de los hijos perdidos de la guerra
desparecidos en el fondo de la historia jamás contada


Estos poemas forman parte del libro Todo lo demás lo barrió el viento (ARC Ediçoes -Coleçao “O amor pelas palabras- y Editorial Cintra – Brasil junio 2020); sobre la guerra en Colombia. Este trabajo corresponde al 2º capítulo titulado Susurros de la malva dama.


BERTA LUCÍA ESTRADA (Colombia-1955). Escritora, poeta, dramaturga, crítica literaria y de arte, autora del blog El Hilo de Ariadna del diario El Espectador (Colombia). Librepensadora, feminista, atea y defensora de la otredad. Ha publicado doce libros y recibido numerosos premios de poesía. Varios de sus artículos y poemas han sido publicados en medios nacionales e internacionales.  Pueden leer El Museo del Visionario –obra de teatro patafísica- escrita al alimón con Floriano Martins (agosto 2020) en el siguiente enlace: https://arcagulharevistadecultura.blogspot.com/2020/08/agulha-revista-de-cultura-156-julho-de.html?m=1&fbclid=IwAR2zscEGwHuIjrCc8kqjWDvMMZyARKwKD25-T2ImBoAoA3orgH1HS-lzDqU


Leave a Comment

Categorías