COLECCIÓN DIGITAL DE POESÍA ALFABETO DEL MUNDO | 6 POETAS | 6 MUNDOS

6 POETAS / 6 MUNDOS

COLECCIÓN DIGITAL DE POESÍA ALFABETO DEL MUNDO

Coedición de Ediciones de la línea imaginaria y La castalia


RÓMULO BUSTOS AGUIRRE | Colombia

EL SILENCIO

Como la blancura de la luz
casa de los colores
así el silencio

De él brotan todos los sonidos
a él retornan

Todos los sonidos son el silencio

La más ínfima palabra pudiera ser un mantra
el más turbio ruido contener la canción

 

SUFÍ

Como un perro que inútilmente
intenta morder su cola
giro en sentido inverso del movimiento
de los astros
para alcanzar mi sombra

Solo ella
puede darme noticias de mi luz

 

RÓMULO BUSTOS AGUIRRE. Nace en Santa Catalina de Alejandría,1954, Caribe colombiano. Poeta, ensayista, profesor universitario. Su obra ha circulado en muestras antológicas, revistas y eventos nacionales e internacionales, así como en traducciones parciales a otros idiomas. Premio Nacional de Poesía, 1993, por el poemario En el traspatio del cielo. Premio Nacional de Poesía del Ministerio de Cultura de Colombia, por la antología De moscas y de Ángeles. Premio Blas de Otero, 2010, por Muerte y levitación de la ballena. En 2017 aparece su ensayo Muerte de Dios y poesía Moderna en Colombia. Ha publicado ensayos y antologías de poetas del Caribe colombiano. Ocho poemarios, doce antologías y cinco Obras reunidas configuran su hacer poético.


REINA MARÍA RODRÍGUEZ | Cuba

PALETA

“…lo que necesito pasar a comprar al almacén: nubes.”
ZACHARY SHOMBURNG

Ya no son blancas
–amarillas, azules, verdes–,
¿las viste esta mañana cuando
sentir su luz tras el espejo
era tan necesario como respirar?
Y todo de respiración se trata.
Hoy ya no eran lo mismo:
blanco plomizo el armario
desprende su negro carbón,
el polvo acumulado donde estaré:
sin nubes   sin ritmo
y sin palabras.

 

PARA CREER EN “EL NO CREER”

El cocuyo encima de la colina
es un espectro al que le pido
el poder para sobrevivir
y la obediencia necesaria,
cuando bajo con miedo
las escaleras gastadas
y los árboles son la única protección
contra el “no creer”.
En el montículo la yerba crecida
se disparata por una brisa
ocupada en mover la suerte,
o la desgracia a la vez:
esa flor de cuatro puntas
que no me ha tocado
¡jamás!
Pero la nube puede ser detenida
por el hombre de hierro -dice la fábula-.
Mientras rezamos contra esa apariencia
que da la creencia.
Desde esa altura diviso mi vida:
esa constelación que fabriqué
entre una mitología personal
y un tema
sin lograr nada más,
que la imposibilidad de saltar
hacia un espejo (fragmentando)
-por siete años que ya no tengo-
y sobrevivir a cambio
de mi resistencia.

Ni flores ni rezos serán suficientes
para devolvernos lo que perdimos,
conformándonos
con los que no tuvimos:
cuando no creer en la creencia
no calma tampoco
la fe.

Reina María Rodríguez poeta y narradora cubana. Nació en La Habana, el 4 de julio de 1952. Ganadora en dos ocasiones del Casa de las Américas de Cuba, de los premios Ítalo Calvino de novela en 2004, Nacional de Literatura de Cuba en 2013 y del Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda en 2014, entre otros reconocimientos. Poesía: Para un cordero blanco (1984), En la arena de Padua (1991), La foto del invernadero (1998). Narrativa: Te daré de comer como a los pájaros (2001), Tres maneras de tocar un elefante (2004) y Variedades de Galeano (2008). Otros libros: La gente de mi barrio (1976); Una casa en Ánimas (1976); Cuando una mujer no duerme (1980); Páramos (1993); Travelling (1995); Ellas escriben cartas de amor (2002); Otras cartas a Milena (2003); Violet Island y otros poemas (antología personal); El libro de las clientas (2005); Bosque negro (2005); Otras mitologías (2012);  El piano (2016).  Merecedora de la Orden de las Artes y las Letras de Francia con grado de Caballero en 1999 y de la Medalla Alejo Carpentier en 2002.


LUIS GARCÍA MONTERO | España

LAS RAZONES DEL VIAJERO

Está solo. Para seguir camino
se muestra despegado de las cosas.
No lleva provisiones.

Cuando pasan los días
y al final de la tarde piensa en lo sucedido,
tan sólo le conmueve
ese acierto imprevisto
del que pudo vivir la propia vida
en el seguro azar de su conciencia,
así, naturalmente, sin deudas ni banderas.

Una vez dijo amor.
Se poblaron sus labios de ceniza.

Dijo también mañana
con los ojos negados al presente
y sólo tuvo sombras que apretar en la mano,
fantasmas como saldo,
un camino de nubes.

Soledad, libertad,
dos palabras que suelen apoyarse
en los hombros heridos del viajero.

De todo se hace cargo, de nada se convence.
Sus huellas tienen hoy la quemadura
de los sueños vacíos.

No quiere renunciar. Para seguir camino
acepta que la vida se refugie
en una habitación que no es la suya.
La luz se queda siempre detrás de una ventana.
Al otro lado de la puerta
suele escuchar los pasos de la noche.

Sabe que le resulta necesario
aprender a vivir en otra edad,
en otro amor,
en otro tiempo.

Tiempo de habitaciones separadas.

 

UNAS CARTAS DE AMOR

Casi cromos pegados en la noche,
se recortan los árboles
y es el mismo amarillo de un noviembre
que yo no conocí, cuando llegaron,
la misma mansedumbre de la belleza enferma
y silenciosa,
la misma luz. Tan sólo en los portales
han cambiado los números antiguos.

Puedo verlos llegar. Hasta conozco
sus sentimientos de recién casados,
con palabras hermosas
tomando posesión de las habitaciones,
los ecos de familia en los primeros muebles,
la voz de los amigos por la casa,
todo lo que se oculta
en una dirección, nueve palabras
escritas en un sobre,
al sentirse de pronto separados.

Noviembre, tinta gris, cincuenta y siete:
era la fecha de sus primeras cartas.
Paisaje de una guerra colonial,
ausencia y miedo, sueños y un destino
imprevisto en Marruecos,
hace frío también en el norte de África,
palabras encantadas donde el amor se mezcla
con la necesidad,
cuánto tardan los días de permiso,
Sidi Ifni, diciembre,
la indicación del sastre y el encargo
del uniforme nuevo,
deseos y preguntas sobre papel celeste,
obligaciones, cartas de verdadero amor,
los sueños que más tarde yo buscaba
en el cajón cerrado
de su dormitorio.

Mientras miro la casa recuerdo vuestras cartas:
barrio antiguo, nobleza
entre vulgares edificios sórdidos
poco a poco asumidos,
nostalgias de un amor
que se duerme en costumbre o se despierta en odio
y define el silencio de la noche,
al sabernos la sombra de un deseo,
tan diferentes de nosotros mismos.

Han cambiado los números,
estas cartas no hubiesen encontrado destino.
Yo puedo regresar hasta vosotros,
porque se crece siempre en busca del pasado,
vuestra ciudad de aquel otoño
también me pertenece,
y vuestros sentimientos,
que dejasteis escritos a causa de una guerra.
¿Pero cómo se vive
la humillación del tiempo? ¿Qué pensamos
junto al río que pasa sin nosotros,
agua herida en el pozo de los años?

Como cartas escritas bellamente,
las historias comienzan
entre buenas palabras
y un corazón sacado de los libros.
En vosotros aprendo que la vida
tiene menos que ver con los principios
que con la dignidad de los finales.

LUIS GARCÍA MONTERO nació en Granada, España en 1958. Es Catedrático de Literatura Española. Poesía: Y ahora ya eres dueño del Puente de Broklyn (1980), Tristia (en colaboración con Álvaro Salvador, 1982), El jardín extranjero (1983), Diario cómplice (1987), Las flores del frío (1991), Habitaciones separadas (1994), Completamente viernes (1998), La intimidad de la serpiente (2003), Vista cansada (2008), Un invierno propio (2011), Balada en la muerte de la poesía (2016), A puerta cerrada (2017) y No puedes ser así (Breve historia del mundo) (2021). Su poesía juvenil fue reunida en el volumen Además (1994). Ha reunido también una selección de su obra en Casi cien poemas (1997), Antología personal (2001), Poesía urbana (2002), Poemas (2004) Poesía. 1980-2005 (2006), Cincuentena (2009) y Ropa de calle (2011), Almudena (2015), entre otros títulos.  Se le han concedido los Premios Federico García Lorca de la Universidad de Granada (1980), Adonais (1982), Loewe de Poesía (1993), Premio Nacional de Poesía (1994), Premio Nacional de la Crítica (2003), Premio de la Crítica de Andalucía (2008), Premio Poetas del Mundo Latino (2010), Ramón López Velarde (2017) y Premio Carlo Betocchi (2020). Se le ha concedido también la Medalla de Oro de Andalucía.


DANIELA CAMACHO | México

PARA UN DIÁLOGO SIN PIEDAD

 

EL PADRE

(tumbado en una mesa clínica)

Soñé que era un toro divino y otros hombres me pedían riquezas, me pedían lluvia y salud.

 

LA HIJA

No podemos eludir la enfermedad fingiendo ser otros.

Solo el cuerpo es capaz de decirle su verdad a la muerte.

 

OTRAS VOCES

Una hija es una enemiga peligrosa.

 

I

Una noche despertará solo. tendrá mi cuerpo y mi edad y será alumbrado por lámparas de halógeno. quien abra la puerta descubrirá la crueldad: verá a un hombre recién nacido. verá un horizonte  de bloques de hielo estallando contra el sol. un alivio una furia hasta ese momento indetectables. un hombre una mujer en su reino. con instrumentos inadmisibles y manchas menstruales su cuerpo no podrá descifrarse. será de nuevo un arcano absurdo, será una hija triunfante.

La videncia de mi cuerpo no se acaba en tu cuerpo.

Has vuelto a nacer en mi yo caudaloso. Por eso tiemblas y por eso das miedo.

 

II

Hay una relación invisible entre el movimiento de las células y el tipo de belleza que se cumple en nuestros hilos radiantes. De nada sirve tener miedo del primer cáncer del mundo. ¿Qué has hecho para conocer la enfermedad? Los abismos siempre están llamando a otros abismos. Por eso elijo inventar este cuadro. Por eso mi exterior se desliza entre máquinas extravagantes: néctar, boca del anoréxico que simula un sofocamiento. Si cubrimos la parte del mal, la eternidad será diferente. Mi interior ha quedado vacío.

 

Daniela Camacho. (Culiacán, Sinaloa, México, 1980) Es poeta y traductora, Ingeniera Industrial y de Sistemas y Maestra en Letras Latinoamericanas. Publicó la traducción de El idio(s), de Christophe Manon (2019) y es autora de los libros Experiencia Butoh (Amargord, 2017), Premio de Poesía Joaquín Xirau Icaza  2018; Lantana (España, 2017); entre otros. En 2014 publicó dos libros de artista para la Colección Artes de México: Carcinoma y Híkuri. Durante diez años vivió en Tokio, Lausana y El Cairo. Actualmente reside en Mérida, Yucatán, donde dirige el espacio artístico-cultural La68.


HERNÁN BRAVO VARELA | México

10

MUNDO vacío, topos en su madriguera.

El adormecimiento.

El relato.

Callar

ante la fuerza del horror —porque eso

está ocurriendo.

El círculo comienza

a cerrarse.

Los muertos no se corresponden

con lo que está ocurriendo.

[Basado en el testimonio del ecuatoriano Ernesto Carrión.]

 

11

NO hay mucho que se pueda
comprender. Cenaremos.
Habrá vino, pronóstico de precipitación,
informe de los nuevos casos de contagio.
Lo demás no depende
de nosotros.

Existen suficientes razones
para pensar que nada es cierto. Eso
cumplimos. Lo que falta es lluvia;
cuál es su gravedad,
no si escampa, ni cómo.

Cumplimos sin después.

[Tercer aniversario con Alberto.]

HERNÁN BRAVO VARELA nació en la Ciudad de México en 1979. Es autor de seis libros de poemas y tres volúmenes ensayísticos, entre los que destacan Oficios de ciega pertenencia (1999), Sobrenaturaleza (2010), Hasta aquí (2014), Historia de mi hígado y otros ensayos (2017) La documentación de los procesos (2019) y Malversaciones. Sobre poesía, literatura y otros fraudes (2019). Ha traducido al español y publicado diversos títulos de Christina Rossetti, Emily Dickinson, Gerard Manley Hopkins, Oscar Wilde, T. S. Eliot, Seamus Heaney y Leonard Michaels, entre otros autores de lengua inglesa. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía Joven de México en 1999 y el Certamen Internacional de Literatura “Sor Juana Inés de la Cruz” 2010, en el área de ensayo literario. Desde 2017 es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (México). Actualmente es editor del Periódico de Poesía de la Universidad Nacional Autónoma de México.


JUAN CALZADILLA | Venezuela

LEYENDO A LOS OTROS

Yo aprendo de los otros no menos
de lo que los otros aprenden de mí.
Supongo que, viéndolos, oyéndolos
a diario, descifrando sus rostros
como quien lee un periódico viejo,
desempolvando en cada punto de sus cejas
un jeroglífico,
observando cómo administran
sus hábitos, sus ademanes, sus adentros
contaminados por el tiempo,
el alcohol de las cicatrices diarias,
las derrotas, la lámpara sin pantalla
a medianoche en medio de los disparos,
el insomnio y, en fin, todas las atrocidades.

Aprendo estrategias de la gente sin andar
con rodeos. De mí también ustedes aprenden
lo propio. Y leyendo en mi rostro me conocen
y no se apiadan de mí
ni me perdonan.

 

DERECHO DE RÉPLICA

Cuando la naturaleza respeta tu vida
Y te salva por un tris en el momento
en que estás a punto de perecer
es porque ya se la habrá quitado a otro.
La naturaleza no suelta prendas.
Pero cuando es a ti a quien,
en una segunda vuelta, te la arrebata
es porque sabe que
no tienes derecho a réplica.
Ni más alternativa.

Paradoja del insomne

Estoy bastante satisfecho
de poder hablarme a mí mismo
Y de que, además, pueda ser oído
por alguien que, como yo,
es de mi entera confianza
y que me pone tanta, tanta atención
como la que yo a mí mismo me presto.

JUAN CALZADILLA. Poeta, editor, artista plástico, curador y crítico de arte venezolano. En 1961 interviene en la fundación El techo de la ballena y organiza, en compañía de Daniel González, los primeros salones de arte informalista que se llevan a cabo en Maracaibo y Caracas. Publicaciones:  Primeros poemas (1954), Los herbarios rojos, opúsculo de lenguaje parasurrealista (1958), Dictado por la jauría (1962), Las contradicciones sobrenaturales (1967), Ciudadano sin fin (1969), Oh Smog (1978), Táctica de vigía (1982), Diario sin sujeto (1999). En 2004 son publicados su poemario Aforemas y el anecdotario Armando Reverón, voces y demonios. Manual para inconformistas (2005), Libro de las poéticas (2010), El libro de Juan (2017) y La condición urbana (2018). Reconocimientos: Premio Nacional de Artes Plásticas, (CONAC, 1996). Premio León de Greiff al Mérito Literario (Colombia, 2016). Premio Nacional de Literatura por sus más de 50 años de trayectoria literaria en el Venezuela.


SEIS LIBROS PARA DESCARGA SIN COSTO EN:

 https://edicionesdelalineaimaginaria.com/

 http://lacastalia.com.ve/

Leave a Comment

Categorías