del libro: libro invisible | josé eugenio sánchez

poeta josé eugenio sánchez mirando a la derecha con un gorro marroquí

anti trainspoting

no elijas un salario ni una familia ni un televisor grande
ni lavadoras coches o abrelatas eléctricos
no elijas poseer la sonrisa del que todo posee
no elijas salud
ni colesterol bajo ni seguros dentales ni hipotecas a interés fijo
no elijas a tus amigos
ni la ropa deportiva ni las maletas de tu viaje
ni pagar a plazos un traje en una amplia gama de tejidos
no te preguntes quién eres los domingos por la mañana: no elijas eso
ni sentarte en el sofá a ver series mientras atascas tu boca de comida
no elijas llenarte de empaques
no elijas pudrirte sin que nadie te visite en un asilo
porque eres una carga para los has engendrado para reemplazarte
no elijas tu futuro
si no elegimos nacer por qué elegir otra cosa:
no elijas que alguien te quiera
ni la heroína ni el dextrometorfano
no elijas poner una foto de perfil en fb
no elijas suscribirte en instagram tweeter tinder
no supliques que alguien te odie
no elijas playlists
no elijas un gobierno que no te ha elegido a ti
no elijas hacerte inmortal
sería como estar en un elevador
viendo entrar y salir un montón de gente
que desconoce el significado de la altura
no elijas salvar al mundo desde un iphone
mucho menos desde un motorola
no elijas dar lástima
ni ser un modelo correcto viviendo la vida de otros
porque tu vida te aburre (y te pagan por ello)
no elijas insinuarnos que algo de ti nos interesa
y mucho menos elijas cambiar la música que estamos bailando

(del libro: metamorfosis del boomerang: ovidio vuelve atizar)


cuando los pobres se mueran y ya

y los ricos hereden y ya
o sea: cuando todo vuelva a la normalidad
y en el mar los peces se enreden en cubrebocas
y frascos de antivirales
y empaques de sopas instantáneas que se cocinan
en los borbotones de petróleo
o sea: cuando todo vuelva a la normalidad
y el cielo esté enrojecido de gases y partículas
y las aves en extinción se precipiten sobre animales en extinción
que se pudren sobre otros animales en extinción
como fiambres y jamones de un sándwich
o sea: cuando todo vuelva a la normalidad
y los pederastas reinicien sus actos rituales
los asesinos limpien sus armas con la saliva de sus víctimas
y consigan orgasmos con cadáveres y billetes
o sea: cuando todo vuelva a la normalidad
y andemos buscando amor drogas empleo deudas
o cualquier cosa que te haga sentir vital
o motivado para acabar con la existencia
los enemigos del poder seguirán furiosos porque no lo tienen
y los amantes del poder lo amarán tanto
imaginando que es un descubrimiento científico
ignorando que las moscas que nos zumban alrededor
nos huelen como una mierda apetitosa
o sea: cuando todo vuelva a la normalidad

(del libro: el manto de rocío sobre las flores está asistido por un respirador mecánico)


te la metía
y olía las verduras que cocinábamos a la parrilla
te la sacaba
y llegaban a mi nariz los vapores del estofado
te la metía y me embarrabas los postres
los desayunos las meriendas que pasábamos juntos
te la sacaba
y adivinaba los deseos que le pediste a las estrellas
al ver el color de los malvaviscos que quemamos en la fogata
pegados en mi glande
te la metía y una estufa encendía sus quemadores
te la sacaba y la mesa estaba lista
y así pasábamos las tardes
te la metía
te la sacaba
te la metía
te la sacaba
vuelta y vuelta como pollos rostizados
pero ya no son los días así
ni lo serán
ni sabré qué comes
ni qué guardas en el refrigerador

(del libro: melancolía por el bufet)


barishnikov estás prohibido
y está prohibida tu perfección tu cabreolé tu jetté tu grand batemann tu fouetté
está prohibida tu nominación al oscar y tus 11 piruets barishnikov
y que nos hagas estremecer cuando apareces en los escenarios
está prohibido barishnikov
y está prohibido que un bailarín de ballet dance contemporáneo
eso está totalmente prohibido: solo un nazi lo puede hacer
y está prohibida la emoción del giro alegre de un cuerpo taciturno
está prohibido el bolshoi barishnikov prohibido
y que hayas escapado de la kgb está prohibido barishnikov
y dimitrichenko neureyev anna pavlova también están prohibidos barishnikov
pero ahora cómo le vas hacer barishnikov
qué sanciones te pondremos
para que le devuelvas a nuestros ojos racistas su infinita ignorancia

(del libro: vivan los pueblos libres y sensibles)


de california a des moines buscando un raid a chicago

era negro en los días en que lo único peor era ser negra
y sólo se tomó dos fotos

era negro: hijo de esclavos:
y era un haragán incapaz de mover sus manos
más que para sostener la armónica
que soplaba con un tren en los pulmones

sus últimos años los compartió con fanáticas del semen
su madre le enseñó vestir elegante
y cuando llegó al cruce de la 61 y la 49
y se topó con esa chica
: él suponía que le gustaban sólo las negras
gritan mucho tiemblan hacen círculos perfectos
(pero siempre dejó que su guitarra tocara sola)
y esa chichoncita peliroja rostro de manzana pecas fruitcake
se la chupaba con tanta ternura
que parecía que las razas opresoras de todas las épocas
se disculpaban ante la humanidad
por haber ejercido el racismo

después de esa noche
el negro empezó a tocar esos acordes chillones
con los que trataba de romper los vidrios de la ciudad
y resbalar el elástico de los hombros
: eran noches de pool carambola triángulo billetes sobre el paño
y el negro deslizando el slide
como si el mundo cayera en la buchaca

: fue arrestado bajo el cargo de ser negro
y traer una guitarra
la policía le propinó una golpiza de escándalo
por lo que tuvo derecho a una llamada
y llamó a don: un famoso productor
que lo liberó pagando fianza $33 dollars
y lo llevó en su coche a un motel
le dio una botella de whisky un burrito
y 45 centavos para el desayuno
: mejor grabemos mañana temprano un delicioso 78
propuso don

pero cuando llegó a su casa el teléfono timbraba desesperado
lo descolgó y era el negro otra vez
– y ahora qué (preguntó don extremadamente nervioso)
– estoy solo muy solo muy muy solo muy solo: aprendí lo que sé en un cementerio
– no te entiendo
– no hay nadie más solo que yo ni la estrella en la bandera ni la mancha en la luna
y hay una dama enfrente de mí
que está dispuesta a quedarse conmigo y aliviarme
por 50 centavos
y me faltan 5

era negro en los días en que lo único peor era ser negra
y sólo se tomó dos fotos

su guitarra sonaba al mismo tiempo en las dos orillas del mississippi
debió componer más canciones y mejores
pero no tuvo tiempo
las notas de su vida estaban cansadas
y cuando miope buscaba sus anteojos
alguien le dio una botella de whisky
(al parecer el marido de su nueva amante)
las luces del escenario brillaban intensamente
bebió un largo trago
y tocó por última vez


frente a mi casa vive dios

en una casa muy grande
que tiene un inmenso jardín donde viven todos los gatos

el jardinero de la casa de dios es un tipo musculoso
que trabaja sin camisa

y de vez en vez vemos a dios en calzones
escuchando música en su cochera

o abrazando como dios a una muchacha
que lo abraza de la única manera en que se puede abrazar a dios

dios observa a los gatos que persiguen el amor
y las cucarachas

y con un gesto riega las plantas cierra las puertas
revisa su correspondencia o descorcha una polvorosa botella

así todos los días hasta que un día y de pronto
desaparece

una ambulancia afuera de su casa
nos hubiera dejado un poco más claras las cosas

pero no
sólo se esfumó y ya

o los gatos le dijeron: lárgate para siempre porque no haz hecho nada bueno
o durante su siesta las cucarachas se lo comieron


josé eugenio sánchez. poeta, performer, es autor de jack boner & the rebellion, galaxy limited café, escenas sagradas del oriente, la felicidad es una pistola caliente, physical graffiti. publico en estados unidos here´s sun is for real y suite prelude: a/h1n1 y climax with doublé cheese (todos traducidos por ana rosenwong), es miembro del sistema nacional de creadores de arte del fonca. fue invitado por s.s. state department international affairs al international writting program de la universidad de iowa, donde se hizo acreedor al grant de honorary fellow writer. obtuvo el x premio internacional de poesía de la fundación loewe. fue programador del festival de poesía en voz alta de casa del lago 2014. actualmente dirige la video revista el noticiero de poesía, coordina el taller de creación poética de retinitis pigmentosa monterrey y es símbolo sexual de la banda de poesía y rock un país cayendo a pedazos.


Leave a Comment

Categorías