EXTRAÑA YO | ANA RAMÍREZ

ANA RAMÍREZ

DIVAGUE

Me enamoré de las palabras
navegué en nubecitas rosaditas
que me llenaban el alma,
siempre lo platónico es hermoso,
lo carnal lo desbasta en poco tiempo.

Amé cada chat, cada corazón
y cada imagen de besos,
lo platónico es tan bello,
cuando se divaga en el éter
el amor tiene magia.
Esa magia que impregna
hasta el último sentido,
esa sentí y gocé mientras
solo eran palabras.

Me enamoré de las palabras
porque me llenaban el alma
lo platónico es tan bello
cuando se divaga en el éter.


CONTRASENTIDO

Yo quería conjugar almas
vos querías tocar cuerpos
fue un pequeño instante
casi sin sabor
yo sentí un poco
de tu alma
vos sentiste un poco
de mí cuerpo
así como llegaste
te fuiste.

Creo que ninguno
salió feliz.

A mí me quedo
el alma con sed
y el cuerpo
insatisfecho.


A

Y fue así
una noche
rompí la rutina
tu esencia
susurro a mis oídos
mi alma
exaltó su energía
Tu luz
se impregnó
en mi éter
y ahora
recorre mi mente.


QUIERO UN AMOR BONITO

Yo quiero un amor bonito
un amor que contemple las estrellas
y lea historias de amor y fantasías
uno al que no le importe
los estereotipos comunes
que se sienta libre
que sea libre conmigo.

Al que le guste los números
Y también el arte
que comprenda que
amar, no es anclar
que le guste fluir
con toda sinceridad.

Quiero ser viento a su lado
y que él sea viento conmigo.

Un amor, que desnude
para mí el cuerpo
también el alma.

Quiero un amor
Con quien ir
al máximo del kundalini
que el tantra sea nuestra
forma de dar al otro.

Que podamos fundirnos
cubiertos solo por la
luz de la luna.

Quiero un amor bonito
uno que me de libertad
y también honestidad.

Quiero un amor bonito
uno que me deje fluir
y que también el fluya
como el viento.

Quiero un amor
que yo sepa que
es mi amor
y él sepa que
yo soy su amor
Quiero un amor bonito.


EXTRAÑA YO

El extraño en el espejo
me mira y me dice
muéstrame tu sonrisa mañanera
quiero ver la alegría en lo profundo
de esos ojos melancólicos
que quizás soñaron historias
que alguna vez le leyó la abuela
o ese nefasto día
en que aquel gran amor destrozó
ese pequeño órgano
que quiso dejar de latir
muéstrame la luz nacarosa
de esos dientes, mientras
relatas como la joven
se enamoró de la bestia
o como te enamoraste tú de aquella bestia
o tal vez como se hace
para seguir mirando el mundo
este mundo tan extraño
extraña yo y extraño el ser
que me mira desde el espejo.


Ana Ramírez: Nació en Asunción (Paraguay) en octubre de 1975 , aficionada a diversas expresiones artísticas, de profesión bibliotecaria, actriz, gestora cultural , activista de grupos y comisiones que buscan la visibilidad y mejoras en la calidad de vida de los artistas del país.

Leave a Comment

Categorías