FALACIA DEL ALIMENTO Ι ANIDRO AZABACHE LARU

ANIDRO AZABACHE LARU

(SIN TÍTULO)

 

Nació un hueco aquella vez

En que vi caballos a lo lejos

Porque los huecos tienen genealogía

En todo lo antropomorfo de nuestra duda.

 

Nació un terregal mellado de insomnio

El día que se fueron las calles

Y al día siguiente vinieron caballos.

La polvareda que danza con el galope

Es siempre el espejo del pasado

Y son las iracundas memorias de un gesto

Quienes controlan lo ignoto del sendero.

 

No pudieron las venas del sol

Teñir con su espuma el ocaso.

La estampida suele dejar nubes:

Cansada emanación sepia

Que opaca la muerte del día.

 

Nacieron caballos la ocasión última

En que noté un hueco en la calle que ya no estaba.

 

Todos los horizontes hacen ruido

Pero no se escucha

porque el temor al polvo cierra siempre las puertas

 

Pero las ventanas

Siempre han derramado su mirada quieta

Sobre el polvo de alcobas vacías.


FALACIA DEL ALIMENTO

Cuando se cruza la línea, se abre una zanja. Así la conciencia se forma entre lápidas de sal, días areniscos que al aire enrarecen; arena que en las gargantas engendrará espasmos de tiempo mudo.

Y algún día el sutil martillar del corazón ajeno será el motivo de los párpados cosidos, que junto con las bocas grabadas en los muros, encarnarán el grito de agonía que puebla las voces de la ciudad, el barullo ininteligible que cultiva la muerte.

 

No existe olvido, pero el vacío lo puebla todo

 

Armas y negligencia

 

Un mundo sin espejos o de ciegos individuos.


RAYO DE NUBE

 

Hay una luz blanda, ondulante y dulce colgando de las hojas

El susurro del tiempo me habla de lo pasado

y las mareas de voces son estridentes y silenciosas

En esta roca limpia de ingenio laten corazones

y sollozos quietos echan raíces en la tierra

tapizada de pasos anónimos

Hay una luz tibia y blanca que se ha vuelto blanca por alcanzar mis labios

Bajo tu mandato, blanco se ha descubierto el amarillo crisálida.

Alas de espuma, nubes encima.

Se confunden los amores encriptados y la intención del cielo indefinido por comprender al beso: criatura imperfecta de ternura ensortijada.

Alas de espuma porque la espuma es el afán, bullendo, de todas las palabras y las cosas por alcanzarse a sí mismas

como la nube, siempre inmensa y desgarrada, blanca y presente y grisácea y sangrante de arrebol apretujado

contra los confines de la tarde envejecida

todos los días del mundo.

Todos los mundos del día está la nube alta, con flores a su espalda de horizonte mullido,

en todos los mundos del día del mundo, busca un lecho para su memoria

y se desgarra

como voz quebrada en el llanto sempiterno de su lluvia.

Se nutren los sollozos bajo tierra y brotan blandas hojas, cuyas flores teñirán de nuevo la dorsal serena de la nube, que, en su obsesión incansable, como en un juego etéreo, constriñe y libera el paso de este rayo nuevo y sus alas de espuma fragante

que, transmutada por la insignia de tu pecho celeste, se erige mensajera de tus labios

que se posan al fin sobre los míos, como lluvias de enero en una tierra sin estío.

Una amapola bebiendo mi voz.

Un sueño que se levanta

aleteando su canto en las tierras del silencio.


PASILLO DE METAFÍSICA

 

Allí, en el matinal paraje del cristal quebrado

Quebrado por el haz ambarino;

murmullo secreto de las planicies

Grito silente.

Allí existe la nada y al existir no existe más.

 

Nace la reverberación profana, divina

artimaña etérea de los pasos sobre el viento

que recuerdan y mal visitan la conciencia.

Lo que es ajeno esboza el camino

que en los ciclos inherentes al fragor,

irriga en la carne impropia y cercana

el soliloquio

de la ventura enajenada.

 

Y el tinte, ahora maduro

salta de las manos

y las vísceras del viento anidan en una exhalación.

Manchan los muros y los entresijos del suelo.

La pregunta nace y engendra conciencias en los demonios

y los jaguares; montaraces aluviones preñados de insomnio,

roban la calma del asedio lento y mortecino

del aliento de Hades.

 

Así es como los trasluces reposan claros

Rezuman brío

Revelan el omega

 

Así en rojo

Rojo claro

Rojo saliva,

Rojo celaje alimenta todos los respiros.

 

Así en un corto incesto entre el ópalo y el azufre,

sufre la calma vigorosa, el mortero de lo exhalado.

Tañen los ríos, tiñen las enramadas,

que arañen, pues, los bejucos las ventanas

Y suba rumiando al sueño una palabra sin papel.

 

Una lágrima consciente

resbala fugaz

Un manglar de sonrisas se trabaja

tras los cálidos y soberbios cristales

de la tarde madura.


Nace en la CDMX en 1988. Tiene formación en Historia y ha incur¬sionado en actuación. Es poeta y narrador. Aportó con sus textos al programa de radio por internet “el espantapájaros” en 2014 y 2015 bajo el seudónimo de “Hermes Demián” y presentó su trabajo en el programa “Iztaccìhuatl en el sendero de la luna” (2021). Ha participado en diversos eventos, como el 13º miércoles de poesía itinerante (2019) y en el 2º (2021), la “caravana literaria musical: encuentro de escritores de México, Sudamérica y el caribe” (2019), la primera lectura del ciclo poético “El núcleo de la roca” (2020) y en la tercera (2021), la mesa redonda “la poesía hoy y su retorno a la oralidad: jóvenes escritores y campeones del torneo de poesía opinan” en la FIL del palacio de minería (2020), “Homenaje a Enrique González Rojo Arthur” (2021), “Presentación del libro El grito rojo de la noche” en la FIL Orizaba (en línea, 2021), “Lectura de poesía en voz de sus autores” en el festival cultural “Huitzilíhuitl” (2021), “Mesa de lectura” en la FIL del Zócalo de la CDMX (2021), en el XI Festival internacional de poesía Ignacio Rodríguez Galvàn” (2021), en la lectura de poesía “Por nuestro derecho a usar escote” (2022), así como diversos eventos de difusión cultural (poesía) en el Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM. Poemas suyos aparecen en las revistas Blanco Móvil, Verso Destierro y La Piraña México, (2020). El grito rojo de la noche, Verso Destierro, 2021, es su primer libro publicado y tendrá próxima aparición en la antología “Seres abisales. El taller de la noche”.

Leave a Comment

Categorías