FUEGO | JOSÉ GARCÍA OBRERO

FUEGO | JOSÉ GARCÍA OBRERO

RAÍZ

Algo nace quebrado.

Lo indica esa montaña cubierta de edificios.
Ni un solo palmo de tierra limpia para la siembra.
Un descampado, a veces, interrumpe el paisaje
vertical de ventanas.
Un descampado es una tierra podrida;
ningún loco pretende ahondar bajo sus piedras
y enterrar la semilla de la fruta del miedo.
Aquí se invierte el mundo:
él cosecha entre hombres, agujas y cristales,
protege de miradas a los cuerpos urgentes.
A veces un cuchillo amenaza los juegos
de los niños que ignoran el temblor
de las venas cansadas de estar rotas.
Y algo nace quebrado si no hay tierra
tan limpia que podría morderse.
Se arrojan las semillas, sin mirar, a la acera,
esperando que el viento las proteja en su marcha.

La respuesta es el tronco que crece sin raíces.

De Un dios en frente, La Garúa, 2013


PARTO

Hubo un instante
en que nadie en el mundo
había muerto.
Una línea finísima
de tiempo impreciso
en que todas las cosas
chocaban
suspendidas
en el fluido
caliente
de la casa.
Vino después
un giro brusco:
la luz blanca
y el primer golpe
y un ruido
de engranajes
y esta penumbra.

De La piel es periferia, ed. Visor, 2017


FANGO

Es mejor detenerse aquí, en este camino
que comienza a enfangarse a causa de la lluvia.
Propongo revolcarnos; dar vueltas procurando
que no quede un milímetro de piel,
ni un solo pelo del cuerpo sin cubrir.
Ya se encargará la lluvia de devolver el fango
al camino de origen; aunque se resista,
aunque el fango quiera que nuestros hombros,
pecho, labio entreabierto o mano que germina,
sean su hogar, quiera forjar ahí definitiva forma.
Ya se encargará la lluvia
de arrancarlo,
decirle:
es fugaz.

La lluvia.

De La piel es periferia, ed. Visor, 2017


JARDÍN BOTÁNICO

Deshazte de la idea
de que un jardín botánico es una selva dócil.
¿No te han hablado aún del salvaje rugido de la savia
cuando sacude, firme, los troncos de los árboles?
Brota entonces el viento de las hojas y pétalos
de todas las especies vegetales;
es un soplo de seda que acaricia la herida,
nos sana de la fiebre de la piedra.
¿Notas su tacto? Es pura luz de amor
y nunca muere.

De La piel es periferia, ed. Visor, 2017


FUEGO

Escribir: hacer fuego,
conservar el fuego,
entregarse al fuego,
entregar el fuego;
irse.

De La piel es periferia, ed. Visor, 2017


JOSÉ GARCÍA OBRERO nació en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) en 1973, aunque reside en Córdoba desde 1997. 

Es autor de Un dios enfrente (La Garúa, 2013), Mi corazón no es alimento (Ediciones En Huida, 2014); y La piel es periferia (Visor, 2017), que le valió el premio Ciudad de Burgos.

Su traducción de Mal, del poeta catalán Jordi Valls, vio la luz en la editorial Valparaíso en 2015. Del mismo autor, ha seleccionado y traducido los poemas recogidos en la antología Penumbras (Godall, 2019).

Forma parte del equipo de redacción de la revista Caravansari y es colaborador habitual en el suplemento cultural Cuadernos del Sur, de Diarío Córdoba.


COLABORACIÓN ENVIADA POR EL POETA JORDI VALLS POZO


Leave a Comment

Categorías