AMOR, TU HOGAR ESTÁ AQUÍ | JIM MORRISON

13 Vistas

Traducción: Gabriel Cabrejas


III

Todo lo humano está abandonado.
El rostro de ella.

Pronto ella desaparecerá
dentro de la calma vegetal
de la ciénaga.

¡Quédate!

¡Mi Amor Salvaje!


LIII

Una vasta playa radiante y una fresca
luna enjoyada. Parejas desnudas
corren por su tranquila orilla y
nos reímos como tontos niños locos,
presumidos, en los cerebros de algodón
de la infancia.

La música y las voces nos rodean.

Elige. Ellos tararean
las que son antiguas.
Ha llegado de nuevo la hora.
Elige ahora. Ellos tararean
bajo la luna,
junto a un antiguo lago.

Entra de nuevo en el dulce bosque,
entra en el sueño caliente, ven con nosotros.

Todo está roto y baila.


LVIII

¿Por qué mi mente da vueltas a tu alrededor?
¿Por qué los planetas se preguntan
cómo sería ser tú?

Todas tus blandas promesas salvajes eran palabras.
Pájaros, en vuelo interminable.

Tu perro aún está perdido en el bosque helado
o iría corriendo hacia ti.
¿Cómo va a correr hacia ti
embistiendo en la nieve con su enfermedad
de pura
sangre?
Aún está olfateando puertas y persiguiendo
a desconocidos en busca de tu olor,
que recuerda muy bien.

¿Hay una luna en tu ventana?
¿Se ríe la locura?
¿Puedes correr aún sin él
sobre el lecho de rocas de la playa?

Fotografía de Invierno,
nuestro amor está en peligro.
Fotografía de Invierno,
nuestro amor está en peligro.
En vela toda la noche, hablando, fumando.
Cuenta los muertos y espera la mañana,

(¿Volverán los cálidos nombres y rostros?
¿Tiene fin el bosque de plata?).


LXII

En conclusión, querida, déjame
repetirte: tu hogar aún está
aquí, inviolado y seguro
abro la vasta sonrisa de
mi recuerdo. Esto es para ti
en el aniversario de nuestra primera
noche. Sé que te encanta
que hable así. Espero
que nadie vea este mensaje
escrito en la tranquila solitaria,
extraña y lánguida tarde de verano,
con todo mi amor.


LXIII

Ella vende noticias en el mercado,
tiempo en el vestíbulo.
La chicas de la fábrica
arman cigarrillos,
aún no han inventado la música ambiental.
Así que les leo
de EL LIBRO DE LOS DÍAS
una historia de horror de la edad gótica,
un horrible amorío
de la peste
de Los Ángeles.

Tengo una visión de América,
desde el aire
a 28 000 pies y en vuelo rápido.

Un manco en una laberíntica
playa de estacionamiento de Texas,
un árbol quemado como un gigantesco pájaro
primitivo,
en un solar vacío de Fresno.
Kilómetros y kilómetros de pasillo de hoteles
y ascensores, llenos de ciudadanos.

Motel, Dinero, Asesinato, Locura.
Cambia el ánimo de la alegría a la tristeza;

toca la canción del fantasma, nena.

 


Selección del libro: Poemas Ocultos.  (1990). Editor Digital Sebastián Arena. Epulibre. Traducción: Gabriel Cabrejas


JAMES DOUGLAS MORRISON CLARKE, nació en Melbourne (Florida) el 8 de diciembre de 1943. Jim logró graduarse pero nunca fue a recoger sus papeles como cineasta, pues estaba desilusionado de la carrera y de la comercialización en la industria cinematográfica. Decidió enfocarse de lleno a lo que él considero siempre su verdadera vocación: la poesía. Para tal efecto se trasladó a Venice Beach en Los Ángeles, California, viviendo en la azotea de un edificio o en las casas de las chicas que conseguía conquistar con su estrafalario aspecto y recitándoles largos y complejos sonetos del siglo XVIII. Ésta fue una época de descubrimiento para Jim, por un lado el acercamiento a las drogas psicodélicas que tanto le fascinaban, cortesía de autores como Baudelaire y Aldous Huxley.


 

Leave a Comment

Categorías