LA MONTAÑA Y LA FLOR | CARLOS WILHELEME

arlos Wilheleme (México, CDMX). Poeta y Traductor. Estudió Piano Clásico en la Escuela Superior de Música del INBA, Comunicación en Radio y Televisión en el Centro Raúl del Campo y Creatividad Literaria con José María Zonta. Ha sido dos veces becario de CONACULTA en la categoría de Dramaturgia 2004 – 2005 con El Payaso, y 2005 – 2006 con Las Aventuras de Kalim. Premio estatal de poesía Quintana Roo 2006. Ha sido publicado en las antologías Toco tu boca - 2007, Girapoema 2008 y 2009, 40 Barcos de Guerra – 2009 y Poemas en Flor – 2017 y Antología Célebre del Estado de Guerrero en 2017. Sus cuentos han sido publicados en la reciente colección de cuentos, relatos y crónicas Narrativa Miscelánea VIII. 

LA MONTAÑA Y LA FLOR

En el niño que fui me sigo hundiendo.
Vivir lleva consigo
extraviarse en un relámpago.

A la luz del temor habla mi muerte,
aliento de una morada
que rompe la noche
minutos antes de amasarse.

Mis palabras caen
como puñado de cal
sobre los labios de mi madre.
Mi cuerpo marca
la oquedad del abandono.
No amanece,
la luz no nos llama un solo día.

Hoy vuelvo mis ojos al lugar que tiembla,
pues soy ahora el lugar que tiembla,
con más vidas que una,
desagraviado,
satisfecho,
en la montaña me alberga.


EMILY DICKINSON

Dulce voz detrás de la puerta,
no conoce tierra por ser sirena,
canta bajo las algas rojas
la melodía de la espuma.

La poeta no entiende dónde se tropieza el norte,
pero sabe que la brújula sí.

Quiebra los témpanos su llanto
el eco de un bote encallado,
abriga los poemas ocultos
de la vista del capitán.

La poeta no entiende dónde se encuentra el norte,
pero guarda la marea en su bolsillo.

Las aguas son salvajes en el fondo
para una sirena sin barco,
pero ella
es la ruta y el horizonte.

Porque la poeta no entiende dónde se encuentra el norte,
pero sabe que navegar sin rumbo
es la mejor forma de llegar.


PESSOA HABITA EN MÍ

Mi teléfono es la ermita en la que vivo
dentro de la ciudad de los enfermos,
es el callejón de los puentes y las noches olvidadas.

Mi oreja responde a lo que vibra,
es la ventana más pura con la que pienso.
Y mis ojos,
hoy todo alcanzan mis ojos:

Soy del tamaño de lo que veo.


Carlos Wilheleme (México, CDMX). Poeta y Traductor. Estudió Piano Clásico en la Escuela Superior de Música del INBA, Comunicación en Radio y Televisión en el Centro Raúl del Campo y Creatividad Literaria con José María Zonta. Ha sido dos veces becario de CONACULTA en la categoría de Dramaturgia 2004 – 2005 con El Payaso, y 2005 – 2006 con Las Aventuras de Kalim. Premio estatal de poesía Quintana Roo 2006. Ha sido publicado en las antologías Toco tu boca – 2007, Girapoema 2008 y 2009, 40 Barcos de Guerra – 2009 y Poemas en Flor – 2017 y Antología Célebre del Estado de Guerrero en 2017. Sus cuentos han sido publicados en la reciente colección de cuentos, relatos y crónicas Narrativa Miscelánea VIII. 

Tiene publicados los poemarios El Jardín del deseo, Aroma de cabello y se encuentra trabajando en el libro Crónicas de un Alebrije.

Es traductor y adaptador de textos para doblaje de voz de diversas películas como Hamlet, Caravaggio, Los enredos de Harry de Woody Allen, El Señor de los Anillos de Tolkien, Ricardo III, entre otras. En cuanto a series de televisión, ha trabajado Los pilares de la tierra de Ken Follet, Los cuentos de Rudyard Kipling, Los Demonios de Da Vinci, Los Tudor, Espartaco, Los Borgia, Sherlock, Outlander entre muchas otras más. 

Es traductor también del guion de largometraje Historias de la Tierra Caliente, de Luz Jaimes, ganador del Festival Internacional de Cine de Guanajuato 2015. Así como del cortometraje Mariquita Quita, seleccionado oficialmente para el festival de Cannes 2018.

Ha colaborado en las revistas “De hoy en 8” y “La Llama Azul”, y es miembro fundador de la Academia Literaria de la Ciudad de México, A. C. donde obtuvo el Tercer Lugar en el 2do. Concurso de Poesía, 2015.

Actualmente se encuentra traduciendo la obra de teatro infantil “Storyland”.


Leave a Comment

Categorías