LOS PERRITOS DE LACAN | GRISELDA GARCÍA


 DOWNING LINE

No preguntes, querida signora

si la revista sigue saliendo

si me acostaba con el director

te vimos tomando agua de la manguera

te oímos renegar de tu primer libro

bajo el padrinazgo del viejo maestro

entre gitanos no nos leemos la suerte

y por favor, no hablemos del clima

lo que vinimos a hacer, hagámoslo ya

no hay tiempo

horas y horas de trabajo

tardás mucho en llegar al núcleo

no dejes el esfuerzo

porque los resultados no aparezcan

si no entra como tornillo entra como clavo

apuntá bien y dispará mejor

 

No seas como la nonnita María

que dejó un cajón lleno de blusas a estrenar

ni como esa vieja maldita que en navidad

ponía cenizas en los zapatos de sus hijos

porque habían sido niños malos

no camines por las calles

ciega a todos y sorda a vos

 

Querida, ante el tono certero todo se abre

una palabra tuya bastará para soñarme

todo está naciendo, todo te da sus frutos

volvete natura madre abierta en la fronda

servite lo que quieras, ya está pago

hay de sobra, más tomás y más brota

 

Los dientes del león que carga a su cría

no hacen daño

el cuero aún es joven

la cría se hace blanda

volvete blanda vos también.

 

 


 

DOWNIG LINE II

Tu vida es el perfecto ejemplo
de que todo lo que una desea
puede volverse realidad
todo se te cumplió
hasta lo que no te animaste a soñar
todo te fue dado, todo dilapidaste
no te quedaste esperando, fuiste al encuentro
ahora sabés que las cosas se terminan
tenés que aprender a perder
no seas como la mujer de Lot
lo que es realmente tuyo, nunca te abandonará
no podés perder lo que ya no sos.

Date por entero, no te ahorres
no pruebes el agua con el pie
tirate de cabeza, sé vos la profundidad.

Abrazaste toda experiencia
buscaste estridencias en bosques de neón
obtuviste mucho y quisiste más
fuiste la buena histérica, nena
años en ese track
hubo cuerpo que aguante
y partenaires reales o imaginarios
pero a veces fue otra cosa
el ansia de una inmensidad que no existe
hasta que apareció
nunca te cansaste de buscar

En juventud no veías el mar
te tapaban las olas y querías respirar
estabas con el agua hasta el cuello
pero no te querías mojar
creías que flotabas, cada vez te hundías más

Soltá todo, hacé la plancha
te hubiera dicho tu yo futuro
sí, se sobrevive
guardás la cicatriz con dignidad
ya está, lo lograste
podrás decir que no dejarás un cadáver bello

Confiaste en tu cuerpo, él resolvió solo
tendiste puentes, lazos, guirnaldas
ciega como un topo no sabías hacia dónde
no por eso dejaste de cavar
En las noches de pasos de tigra
aun en la peor desesperación
sabías que más allá del más allá
debía existir otra cosa

Hoy estás sin estructura
ya no intentás conducir
todo está por crearse, buscarás la nueva forma
todo te atraviesa… y vas

Hoy sabés que el primero que consigue la llave
hace una copia para todos
que sea siempre así, que no sea de otro modo

Hoy sos la semilla a la que rompe el sol
para permitir que entre la humedad
no te resistas, la entrega es dulce

Hoy sabés que el universo tiene un orden
aunque no lo comprendas

Esta es la vida más hermosa y terrible que conociste.


 

DOWNING LINE III

Ay, nene, pusiste a la santa en el burdel
y a la puta en la cocina
miraste con pena a los que pasaron años
construyendo algo que terminaría sepultándolos
seguiste de largo, no te detuviste a ayudar.

Nene, no seas blanco fácil de mujeres malas
son devoradoras sin piedad
te van a hacer su perro
te van a masticar el corazón
harán collares con tus dientes
tu bondad bella atesorala
no la vendas a las mercaderes del amor
no abras tu mente a las jíbaras
van a escupir tus huesitos, bebé
tu generosidad te hace carne de cañón

Si algo te tiene que quedar es esto:
elegí bien, date lo mejor
nunca te conformes con menos
no te dejes lastimar, movete
que no te inoculen su veneno las arañas
entrená para evitar sus telas
esa carrera la pierden casi todos.


 

LOS PERRITOS DE LACAN

Al que el psicoanálisis le llama cobarde
en el barrio le dicen cagón

En la vida todo es en simultáneo
decía la vieja analista
pero yo era joven, no lo entendía
todavía pretendía cierto orden
tuve que darme golpes y golpes
como el dedo que busca el mueble en la oscuridad

A veces pierdo el tiempo pensando
en cómo perdí el tiempo

Supe esperar divorcios, crie hijos ajenos
propuse casamientos, nadie aceptó
donde vamos siempre llueve
siempre la propuesta más bella
a la persona equivocada
siempre el lugar más increíble
y la peor compañía

Podría hacer de eso un manifiesto

Pero mi vida es como el peronismo
siempre hay lugar para uno más

Quisiste que fuéramos Sollers y Kristeva
pero sólo llegamos a Marcelo y Esther
el muchacho de la fábrica y la chica del almacén

Te dije que no te iba a pedir nada
y todo se te transformó en demanda
no estabas acostumbrado a recibir
creías que todo debías pagarlo

He visto a las mejores mujeres
corroídas por la insatisfacción
y juré jamás ingresar a ese antro

hablabas del cinismo como salida posible
pero no es por ahí, nene
no entres dócilmente en esa buena noche

envuelto en la baba de los tranquilizantes
hablabas casi en sueños, dijiste
“te voy a cuidar de mí”
promesas vanas de un amor
(que se escaparon con el viento)

Después… ¿qué importa del después?
alguien que no se escucha a sí mismo
mucho menos me va a escuchar a mí

Te invité a disfrutar
es casi lo único que sé hacer
pero se juega con el cuerpo
y vos no te dejaste jugar

Quise urdir la urdimbre, sin guía ni borde
pero no te bancaste el agujero

Quise que brillaras mucho y, a la vez
que ese brillo fuera sólo para mí
quise permitirme ese egoísmo

Temías que te abandonara y te fuiste
temía perderte y te perdiste
dijiste para atrás no voy, y retrocediste

Cada uno hizo la mitad del camino hacia el otro
pero no había nadie ahí

No quisiste lastimarme y me lastimé
guardo la cicatriz con dignidad

Juntos fuimos hermosos
jamás conformarse con menos.



Griselda García (Buenos Aires, 1979) es escritora y editora. Estudió Diseño de Imagen y Sonido, y Letras (UBA). Publicó los siguientes libros: Alucinaciones en la alfalfa (2000), El arte de caer (2001), La ruta de las arañas (2005), El ojo del que mira (2009), Hallucinations in the Alfalfa and other poems (traductor: Hugh Hazelton, Wolsak y Wynn, Canadá, 2010), La madre del universo, (relatos, 2012), Mi pequeño acto privado (2015), Ahora (2016) y Bouquet Garní + SPAM (2017). En 2018 salió Calamus, traducciones de Walt Whitman (Ediciones En Danza). Se desempeñó como editora en La carta de Oliver y Ediciones Del Dock. Desde 2004 se dedica al dictado de talleres de autoexploración a través de la escritura y a la supervisión de obras en progreso. Desde 2017 dirige GG, editorial de narrativa y poesía.

1 Comment
  1. Avatar
    vicino traduzione inglese

    This article provides clear idea in support
    of the new viewers of blogging, that actually
    how to do blogging and site-building.

Leave a Comment

Categorías