METÁFORA AZUL | GLORIA MENDOZA BORDA

Gloria Mendoza Borda

METÁFORA AZUL

Rilke tenías razón
se escribe por necesidad
un día
por hambre
un gato saltó de un árbol
brincó hecho poema
sin metáfora
su vida misma
es una gran metáfora
negro intenso
(como los cuervos)
para darnos una lección
humanidad
desde su caverna
comparte la mandarina
fresa & melón & manzana
con un pájaro negro & otro & otro
ellos son una variante para la política
para lo “zanahorio” avivado
este gato no tiene nombre
es un ser dotado & extraviado
escogido & olvidado & erguido
en el Malecón Miraflores
sus fiestas
entre yerba salvaje
flores & árboles & tiniebla & sol
este gato de Poe es una floresta
un poeta & sin palabras
tiene el lenguaje
del “Elogio a los gatos”
caló del mar
inteligencia límpida

junto al vocablo de las olas
somos parecidos
en lo migrante
sin retorno

entrañable gato negro
miraflorinos y turistas
se detienen a mirarlo
candidato a competir
en un concurso
desde la inmensidad de las aguas
que lo cautivan
el mar & las chalanas & los techos

asume la lluvia
como suya
por ello no se va
escurridizo
entre las sombras
sus ojos se volvieron azules
sin perder su identidad
de negro galán
mariposas
suelen danzarle
tenías razón Rilke
porque este gato nos mira
con recelo
por necesidad
con el apetito de un pescado
eres un perfecto poema semejante Misora.


BATÁN DE PIEDRA EN CASA
Tu hogar era el segundo patio diosa & energía solar
vientre cara a las estrellas en las noches de luna
planificabas las fiestas de papá
tu rumor está en los ríos
cimbreantes calzadas hasta encontrarte
pisadas en aguas vírgenes con chorros
de los cerros de mi corazón
taika mía
río Wilajahuira & río Chiasi & río Huancané
la peqana una escultura media luna
nos mira desde sus montañas & piedra solar

guapa batana
te nombro mujer batana
perdón por sentarme en tus faldas
en mi adolescencia
puse mis pies en una batea de madera
para sentirme arbola
de pronto se acerca mi hermana Alcira
con un estudiante de medicina
hacia tercer patio
donde aguardaba una vaca enferma
y otras iguisas
traté de meterme en tu redondez
moroqa avergonzada
corrí detrás de muros de adobe
allí me convertí en una arbola desvanecida
entre la paja brava
con aroma a sauce llorón
observo a ruiseñores
de mi pueblo
corro de carnavales
busco la mudez
no compagino en sus serpentinas

la bella Martina corre como tikacha
me nombra hi hi hi y ríe
la chijchipa & el ají & galletas & queso
trituradas en la batana
esta cutana es prodigiosa
tiene el sabor a guerra
a polvo de piedra
pero no de muerte
esta cutana una escultura media luna
la dulce Reymunda chaccha coca
observando el retozo
la casa paterna se llena de sicuris
mientras tanto mamá lee un periódico
no le atrae la cocina
heredé de ella
el esparcimiento frontal de la palabra

con el apoyo de Emeterio
pastor de ovejas en Chingani
Mercica se ocupa de las huatias
Silverio alista los quesos frescos
traídos de Chingani
allí hay otro misky
un ojito de agua
brota del cerro
ojito de agua de los Mendoza
en un chorro
lavé mis manos hasta la eternidad
brotan de estos dedos cadenas de palabras

ahora nada es nuestro
solo la danza de invocaciones
días distintos entre serpentinas
y tarqueadas

corrí porque quedé sola
quisiera ponerme al ruedo
mis pies no tienen alas
la batana aguarda
allí recogí mil historias
contadas por Reymunda
la awicha
sabía el misterio
de los días de aguacero.


PONCHO NEGRO” EN HUANCAYO

1

En la exactitud de un cielo oscuro
buscamos la estrella cruz del sur
somos San escogidas
por la luna de San Antonio
Carmela, Sonia y yo
calle invernal
pobrecillo abuelo huancaíno
charango en mano
zambulle la travesía
chonguinadas
Señor de Jauja
tu sombrero florece como olimpo

soñadoramente subimos a Huaytapallana
nosotras
convertidas en mamachas
sin temor
somos el país de “todas las sangres”
celebramos a mujeres como Gladys Tejeda.
Poncho negro nos espera.

2

Me llevan al Café Los Incas
piden un calientito
Poncho Negro
San Blas, San Pedro
San Antonio, San ayer
San siempre San Poncho Negro
tan callando & tan fuerte
tan incontrastable
Valle del Mantaro
una Tunantada
en cada palabra
de la Identidad Huanca
poeta Rosa Iñigo
en el fondo del empedrado
somos San cuatro
el tiempo cura la vida San mies nos cura
yo San fugitiva.


Gloria Mendoza Borda (Puno – 1948) Publicó varios libros de poesía. Traducida al italiano, aimara, griego, inglés, portugués, francés. El 15 de diciembre del 2015 el Congreso de la República le dio un reconocimiento por su aporte a la poesía peruana. Participa invitada a países de Latino América: Uruguay, Bolivia, Ecuador, Puerto Rico, Colombia, Buenos Aires, y Chile. Como promotora cultural dirigió más de 10 años el Martes Literario en la Alianza Francesa de Arequipa. El primero de abril del 2017 -mes de las letras- el GREMIO de Escritores del Perú le dio una distinción especial por su aporte a la cultura peruana. En mayo del 2017 el Estado Peruano mediante el Ministerio de Cultura Salvador del Solar la distinguió con la Medalla de Oro y diploma declarándola Personaje Meritorio de la Cultura Peruana. En agosto del 2017 la Municipalidad Provincial de Arequipa le otorgó la Medalla de Oro a la Cultura. Fue invitada a Poemario, Festival Internacional de Poesía en el Caribe, Barranquilla (2017); invitada al Grupo Cultural Ñuble – Chillán, uno de los Encuentros Nacionales más importantes de Chile con un invitado internacional (2018); en el VI FIP Primavera Poética dirigida por el poeta Harold Alva celebraron a siete poetas internacionales, dos de ellos peruanos Ricardo González Vigil y Gloria Mendoza Borda. Participó como invitada al Hay Festival Arequipa-Perú 2019 en el conversatorio: TEJIENDO LAZOS EN LA AMÉRICA INDÍGENA con el poeta Garry Gottfrietson (Canadá), el editor Sean Cranbury (Canadá) en la conversación con Jorge Alejandro Vargas; Gloria Mendoza fue destacada por el Hay Festival Internacional 2019. Hace años dirige Tertulia Literaria Itinerante.


 

Leave a Comment

Categorías