POEMA PARA YOUTUBE | MARCO VILLAVICENCIO


POEMA PARA YOUTUBE 

Nadie hace poemas de los videos de youtube
a nadie le importa el perro que baila salsa en dos patas
o el bebé que solo sabe decir “no” como Oliverio Girondo.
No les importa
lo ven millones de veces pero ni un poema, pequeñito o jodido siquiera
un poemita que hable del hombre que le propuso matrimonio a su mujer
en medio de un partido de los Lakers y ella lo rechaza de golpe.

Un soneto que alguien haga para los niños japoneses
que tocan la guitarra, el piano y pasan Mario Bros en cinco minutos
al mismo tiempo.

A la poesía le importa un carajo las nalgas de Kim Kardashian
a la poesía le importa una mierda si se vacían las personas una cubeta de agua helada en la cabeza
o si detienen una lata de Coca-cola con las tetas.

No hay alguien que quiera hablar de la sonrisa de Muhamed Alí mientras esquiva treinta golpes consecutivos sobre las cuerdas.

No hay un terceto que diga palabra alguna sobre la mujer que escucha a Ludwig Van como la primera cosa que escucha en toda su existencia al dejar de ser sorda.

y sin embargo

y a pesar de todo

la poesía se resiste a hablar del elefantito que juega en las olas
del niño que canta Let it be
de un borracho que pierde su dinero
de un bebé que le muerde el dedo a su hermanito

Como si el universo no fuera también eso.

como si las miles de horas que suma youtube en su base monumental de datos no fuera nada.

La poesía es injusta
no se mueve al ritmo en que se erigen y caen
los héroes que genera Google

La poesía no ocupa la cantidad de terabytes que ocupa youtube
la poesía no se viraliza como el niño que necesita
diez mil me gusta para curarse del cáncer

Una rata neoyorquina que carga una rebanada de pizza
de pronto alcanza más fama que Benedetti.
Diez segundos y tres escalones bastaron.

El mundo se consume en dinero
y en videos
y no hay poema que los detenga o los adopte
o se asimile o disfrace
o se le de play o se comparta
o tenga algo parecido a un botón rojo
que se pueda poner completo en la pantalla
es por eso, quizá
que nadie hace poemas de los videos de Youtube.



Marco Villavicencio (1986)
Diseñador, copywriter y entusiasta de la comida. Su poesía y narrativa aborda temas de la cultura pop y la cotidianeidad. 

 

Leave a Comment

Categorías