POEMAS ESCOGIDOS | NATACHA FÉLIZ FRANCO


LORD VADER

Me aferro a este protocolo celestial
donde la Luz, tres a dos, dobla el pulso
a la Oscuridad
ellos llegan con sus corazones
rosados
y se marchan con obesidad
monetaria
sin bolsillos donde guardar
las utopías
Ni memoria de un Club
donde forjaron sueños
sobre el hierro

Sueños que emigraron
y se empolvaron de cocaína

Lord Vader sonríe…

Otros olvidaron sus pupitres
en la clase de cívica
donde tomaron el juramento
Duartiano
y hacen leyes en microondas
mientras Lord Vader pasea
su capa por la curul
con las manos llenas de
pepitas de oro

La arena se agota en el reloj
y el Ángel del Señor lo conmina
a la mesa

El Arcángel Miguel no sonríe,
en el otro extremo
Solo muestra su mano
codo clavado en la madera

Lord Vader sonríe
a su viejo amigo
la seducción es su arte
corren gotas calientes sobre
su rostro
Todo está escrito.


CAFÉ

Las malas noticias
se cuelan por la mañana
y algunos las comentan
con cada sorbo de café
¿Cuál tendrá mejor sabor?

 


LETRAS

A mi madre no le gustó
nada
pero disfruté que alguien
robara libros de la casa
alguien con el estigma
de obrero
que reclamó
más allá de su pago habitual
un poco de letras
casi inaccesibles
en su mundo.


NOSTALGIA

Crece la nostalgia
dentro de mi pecho
como la yerba mala
rodeada de maleza
tal cual Bella Durmiente
estoy necesitando un beso
tuyo.


DESTINO

El amor sucede,
está predestinado.
El verde de sus hojas
brota por la ciudad
los conejos de Pascua
llevan la alegría en sus patas,
y en el trígono exacto
dos moléculas se encuentran
y explota el amor.


MIRAR EL SOL

Hoy es
el “Gran Eclipse Americano”
la Nasa, advierte
no mirar el sol
Yo solo quiero mirar
tus ojos.


DECIR
Puedo decirte te quiero
y olvidar las palabras
aplastarlas
y encerrarlas
en un lugar pequeño
suave y blando
en fin resumirlas
a un beso…

 


DESALOJO

De repente, me provoca, encender un cigarrillo
y apagártelo en la punta de la nariz
voy a dar una vuelta y cuando regrese
no quiero encontrarte en mi corazón.


ESTRELLAS
Cuando tú sonríes todas las estrellas
vienen a ver quién causó tal conmoción
en el universo.


INVISIBLE

Me estoy haciendo invisible ante ti
Soy un puerto perdido en tu destino
Un barco pirata que sigue tu rastro
mientras esparce besos sobre
su estela
Me hago invisible
ante tu mar embravecido
que se hace amigo de los dioses
y aplaca todas las tormentas
invisible ante las olas que surcan
mi cuerpo trayendo tu memoria
siempre invisible para tu corazón
que ignora la ruta de los navegantes
y el mío que se convierte en brújula
para saberlo todo.

 


Natacha Féliz Franco nativa de Baní, República Dominicana. Periodista, gestora cultural. Autora del poemario “Detrás de octubre” y del libro de microrrelatos “9 caminos al cielo”.

Leave a Comment

Categorías