América Femat

  ASTILLERO I La madrugada en su respiro huele a hambre orilla y astillero. –¿Alguien sabe por casualidad detener un río?–. La madrugada se hace arena, una fósil estela deja su rastro –¿Alguien sabe por casualidad contener un mar?–. Bebo mi entero, sorbo a sorbo un falso retruécano prende de mi labio un arpón. ASTILLERO II ¿Escuchas? Hay un silencio de nado en todo esto, un salto de sombras que destellan la tarde. Las cosas cantan su abandono, rugen la furia y el odio de contenerse inmersas en la caracola....
  • julio 17, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías