ANA MARÍA BUSTAMANTE

CUANDO EN LAS MAÑANAS amanece tu huella en la tierra, apartas tu cuerpo de la noche pues temes sentir el doloroso brillo del sol, que ha sabido arder hasta apagarse. Temes pensar que la lluvia quebrará para siempre la infinitud del aire, es el revés del agua lo que oscurece. Es el sol, que desteje su voz para siempre. Grande es el silencio de la tarde cuando llueve, más doloroso que no tener voz es no buscarla.   EL SALTO He emprendido el salto al alba a la infinita...
  • junio 1, 2021
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías