ANDREA MARONE

Vení a casa: las sombras se esconden como cachorros que huyen a refugiarse en las cuevas durante la noche estrellada chispas de lava de volcán vertidas sobre un manto negro que el tiempo raíz de jengibre aferrada a la tierra fértil no ahogue la esperanza de cada hebra de tu piel contra mi piel de manzana. El desierto reclama la sed de nuestra juventud para humedecer con sudor las plantas que crecen en el jardín. Tu cuerpo al filo de mis caderas y yo contoneando con la lengua tersa...
  • agosto 19, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías