Calles del cuerpo anochecido

TRES POEMAS* EL SENDERO Y LA PUERTA Para M. Me he sentado en la piedra de este día para observar la edad de los que cantan: bajo el pretil sueñan gorriones con corceles viajando hacia tu falda, fatiga del poeta que escribió al amor sobre el dorso de un cristal. (Otra Fuensanta erguida en el misterio de una ciudad que va por mis zapatos como frío relámpago.) Hay un charco en tu voz hecho de algunas lluvias que olvidamos cuando el sol nos pobló la madrugada. Y suenan tus...
  • agosto 14, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías