Carlos Llaza

  LARVA DE POLVO robado a Michael Symmons Roberts   Sin importar la hora, el lugar o la manera, cuando una mano ajena   baje tus párpados, ate tu nombre al dedo gordo de uno de tus pies.   cierre la bolsa negra hasta la frente, por sólo un momento   se encenderán tus brazos y tus piernas, después el tronco y la cara,   el despertar de las milicias de ADN, la curación final de las heridas,   cuerpo glorioso, aunque sea por unas horas;   los signos...
  • septiembre 11, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías