cuento

ARCO SECRETO I La habitación estaría a oscuras si no fuera por esas verdes cuchillas de luz que agita el viento nocturno. Hace calor. El calor vive en la sombra como presencia metálica y humana. David reposa en la cama, desnudo, febril. Quisiera dormir, pero está seco de sueño. En sus sienes golpea la imagen de aquel hombre repulsivo. La almohada sofoca. Bruscamente, la tira al suelo. Se oye un sonido aplastado y, después, la almohada brota, blanca, en la sombra baja. Ahora de costado toma un cigarrillo. La...
  • noviembre 18, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
SOBRE EL VERBO PONER Una gallina llamada Emperatriz abre los ojos. Justo en ese instante, a la altura de su corazón de gallina ―museo de las formas más antiguas del miedo―, algo cruje. Cruje desprendiéndose, en gerundio. De nuevo es esa cosa. Algo, como un dolor redondo, baja de nuevo hacia su esfínter. Es el ducto por el cual una gallina puede hacer varias cosas sin tener consciencia: comunicarse con el exterior, contar los días, ser violada, cagar, y por supuesto, volverse señora. Señoras siempre son, desde chicas. Es...
  • noviembre 2, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
  UN ÁRBOL, UNA ROCA, UNA NUBE Llovía aquella mañana y todavía estaba muy oscuro. El chico de los periódicos había terminado casi su recorrido cuando llegó al cafetín y entró a tomarse una taza de café. Era un sitio que estaba abierto toda la noche y pertenecía a un hombre amargado y mezquino llamado Leo. Después de la calle desolada y vacía, tenía un aire simpático y alegre; junto a la barra había un par de soldados, tres tejedores de la fábrica y, en la punta, un hombre...
  • septiembre 25, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
EN BUSCA DE LA ROSA INVISIBLE DEL PARAÍSO Una sola rosa es todas las rosas Y es ésta: el irreemplazable, El perfecto, el dócil vocablo, Que encuadra el texto de las cosas. Cómo lograr decir sin ella Lo que fueron nuestras esperanzas, Y las tiernas intermitencias En nuestro incesante partir. RAINER MARÍA RILKE: LAS ROSAS I. Contra lo que todos habrán considerado, la muerte de la esposa no le fue desamparo sino una inconfesable liberación. Después de casi 50 años de un matrimonio avenido a las rutinas, después de...
  • septiembre 18, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Penumbra Los colores, al igual que los recuerdos, perdían nitidez paulatinamente, con la suavidad del paso de los atardeceres. Así como le llegaron las primeras canas que se apresuró en ocultar, se sorprendió alejando los frascos para poder leer sus etiquetas y evitar tomar un laxante en vez de una aspirina. Error que le causó tremenda discusión con su esposo, que volvió, cuando menos, apurado de la oficina, para, después de descargar preocupaciones, exigir explicaciones. Pero ella lo tomó con naturalidad, porque no son muchas las auténticas ocasiones en...
  • agosto 4, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
HISTORIA EN CINCO TIEMPOS   La mujer Nada en el mundo podía compararse a su desgracia de hombre. Nada… En medio de los puñetazos dados sobre la mesa, en la que bailoteaba a cada impacto la lámpara de queroseno, se producía el desparramo intermitente de aquellas palabras obsesivas, rubricadas por las lágrimas que iban cayendo en cada embestida del desahogo. Porque una casilla junto a la vía del ferrocarril, que es la última miseria a que puede llegarse, era algo sin importancia. No poseer más bienes en un mundo...
  • julio 29, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Tomado del libro Ella, mi sueño y el mar   MDXX/VI/XXX   “Y los nahualli saltaron de las sombras, de las copas de los árboles, de las estrellas jóvenes y de la arena del desierto. Jaguares fuertes y poderosos, pues eran encarnación de Tezcatlipoca, los nahualli batallaron contra los gigantes primigenios por tres veces cincuenta y dos años. Cada día la guerra era más cruenta, caían titanes de un lado y felinos del otro, hasta que finalmente, los nahualli destruyeron ese mundo. Y por eso, el primer sol se...
  • julio 19, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
LA ALDEA MÁS CERCANA Mi abuelo solía decir: “la vida es asombrosamente corta. Ahora se me agolpa toda de tal forma en la memoria que, por ejemplo, casi no comprendo cómo un hombre joven puede resolverse a cabalgar hasta la aldea mas cercana, sin temer— Exceptuando completamente los accidentes desafortunados— que aun el lapso de una vida normal, felizmente transcurrida, no alcance para una cabalgata semejante”.   CANTO FINAL “Permanentemente hablas de la muerte y sin embargo no te mueres”. ” Y  con seguridad moriré. Yo digo ahora mi...
  • julio 9, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Os espelhos Peguei o biquíni vermelho com cheiro de novo, a tesoura, e cortei a etiqueta como se realizasse um processo cirúrgico. Eu iria, finalmente, conhecer o mar. Pus o biquíni e fui para a frente do espelho, enquanto meu pai buzinava lá embaixo e minha irmã besuntava meu rosto de filtro solar. Minha outra irmã e minha mãe entraram no quarto nessa hora, e me mandaram encolher a barriga, pegar o chinelo de dedo e ir assim mesmo, sem o baldinho de fazer castelos de areia – que...
  • junio 26, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
EMBORÉ Supe de la existencia de Emboré cuando tenía nueve años de edad, y fue unos meses antes de viajar, por obra de la casualidad o la causalidad, a Misiones, la misma provincia en donde se encontraba aquella mítica ciudad. Había caído en mis manos un pequeño libro sobre leyendas del norte argentino que nunca supe con exactitud cómo había llegado hasta mí. Al parecer la memoria tiene sus propios códigos selectivos. Lo que sí recuerdo es que uno de sus cuentos me había provocado una gran turbación a...
  • junio 26, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías