FABIO MARTÍNEZ

EL GATO A Ivonne de Greiff El gato entra en el poema como una sombra y allí se instala. Pasa tan desapercibido que cuando el lector comienza su lectura sólo nota algunos pelos dispersos y un leve perfume a orín oxidado. El gato entra en el poema simulando ser una imagen del gato una metáfora, que nunca será él. Atraviesa el poema tan impasible, que cuando el lector intuye que está allí sólo encuentra sus huellas impresas sobre el papel. EN LAS ALTAS COLINAS Siempre me ha gustado vivir...
  • 18 marzo, 2021
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías