generación de los 60

Apostol 13 Mateo 26:17-35 Ningún perro fue bendito como yo echado ante tus pies en lo que fue tu última cena. Te lamí las sandalias y luego tú rascaste mi barriga con la tira de cuero detrás de tu talón, mientras me dabas trozos de pan y carne. Mas nadie me recuerda en ningún libro: ni Marcos ni Mateo ni Lucas. No me menciona ni siquiera Juan. Pero allí estuve y, es más, pude olfatear la culpa en los pies de Judas. Incluso le ladré para advertirte y entendiste...
  • mayo 23, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
UNA FLOR Se asoma con su tallo frágilla flor diminuta que nos iluminadesde el follaje hogareñocuando aspiramos su fraganciaen estos tiempos de espera temblorosa. Cada pétalo que tocamos con ternuraes una ofrenda para el almala caricia familiaren los espacios íntimosdel dolor acallado. Su color diáfano acompaña entoncescomo una lámpara en la ruta del navegante.Así se sostiene nuestro peso grisen los días de borrascascuando buscamos el lugar de los orígenesese nacimiento de la flor bondadosaque nos da la bienvenidaa este amoroso refugio vegetal.   BONDAD Estos pequeños agradecimientosson las ofrendas...
  • mayo 23, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Me pregunto yo sola Te dejo en brazos del destino, ese no acomodado a mi nombre de hembra. Te dejo consternada, ¿dónde podré posar mis brazos en tu nombre? Mi mano en la madera recordará tu barba espesa y lacerante besando y friccionando mis labios, que en dos chispas se comían el mundo que acercabas a ellos. Tu lengua juguetona, rebasando el marfil de mis almenas mondas, sacando hacia la luz de esta voz, modos acuclillados esperando estallar. ¿Cómo serán los días que no pise tu nombre por mi...
  • mayo 23, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
A Ernesto Navarro La muerte se te desnudó antes de vos lograr espantarme el diablo de la cabeza y detener la explosión, del oleoducto. Entonces se pararon los taladros. ¡Seguro¡ la refinería reventó como un sapo. Revísen, percátense, Fue un acto de redención para tanta gente que moría de hambre. Caían por los calambres en el estómago, y eso que hasta el viento se hacía petróleo, bastante petróleo, tendido sobre el suelo como una gran noche derramada, con olor a resinas. Al principio eran más botiquines que casas de...
  • mayo 21, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías