Generaciòn del 45

HISTORIA EN CINCO TIEMPOS   La mujer Nada en el mundo podía compararse a su desgracia de hombre. Nada… En medio de los puñetazos dados sobre la mesa, en la que bailoteaba a cada impacto la lámpara de queroseno, se producía el desparramo intermitente de aquellas palabras obsesivas, rubricadas por las lágrimas que iban cayendo en cada embestida del desahogo. Porque una casilla junto a la vía del ferrocarril, que es la última miseria a que puede llegarse, era algo sin importancia. No poseer más bienes en un mundo...
  • julio 29, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías