Henry Alexander Gómez

MEMORIAL DEL ÁRBOL Nos susurra el viento su nostalgia de nieves y el copetón tañe su silabario de alas. Qué silencio es mi corteza, y mis raíces tejiendo la sangre de un sueño. Hay en las rocas una sed de tormenta. De mis brazos cayó la hoja con la que un hombre descalzo cubrió su sombra. Se ha roto las muñecas golpeando mi silencio. Mi inconmovible reposo le ha dejado una herida imposible abierta al crepúsculo. Ráfagas de orquídeas a las orillas del lago expanden la soledad del abejorro....
  • septiembre 14, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías