malditos

  POEMA NEGRO Cuando moría me enlazó en su brazo, Cual reptil de palpitante raso Y con voz afiebrada y lastimera En recuerdo de toda su belleza Me dejaba su blanca calavera. Que robara a la hambrienta sepultura Ese último jirón de su hermosura, Que una lívida amante me sería, Y en mis horas, alegres o de duelo, Su alma descendiendo desde el cielo A través de sus cuencas me vería. Y pasó el tiempo… El ave silenciosa del recuerdo Voló sobre su fosa Llamándome a cumplir aquél pedido....
  • junio 27, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías