MYRIAM BIANCHI

AFRÍN Tiemblan las paredes blancas de las casas desgarraron el talón de Aquiles los niños quedaron expuestos, vulnerables flotan en las brumas de la que fue una cuidad pacífica, hombres oscuros privados de la sagrada libertad de pensamiento, que actúan robotizadamente, sin piedad. Los hombres que dañaron Afrín son seres enanos, pequeños microorganismos bajo el lente del microscopio electrónico. Los niños de Afrín son ángeles, mártires del pueblo. ¿Seremos inmunes alguna vez a la voluntad de los poderosos? A los intereses de aquellos que crean las guerras. Eterna inequidad...
  • agosto 3, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías