neosurrealistas

POEMA NÚMERO UNO Ahora sí. Tú puedes ya mirarme. Soy compañero de los ofendidos; de las almas oscuras que transitan la profunda llanura de la noche, amando tristemente los abismos y las jaurías cárdenas del vino. Ahora sí. Tú puedes ya mirarme. Padezco el peso puro de la tierra sobre mi corazón buscador de ángeles, sobre mi alma hechizada por el río azul e inmóvil que atraviesa el cielo con invisibles olas siderales y con mil barcas de humo pensativo. Una vez quise abrir tu paraíso con una aguja...
  • enero 4, 2022
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías