NIGHT WINDOWS

SUEÑO Abro los ojos y un duende – vestido de negro corre a lo largo de la pared rugosa. Salta dejando la muerte, sembrando el grito, entre quienes lo ven. A su paso se inclinan las plantas, en la esperanza de no quedar yertas. Involuntarias se entregan al destino de su savia, tiemblan. Abro los ojos y un duende, quizá un espejo, y el intento consciente de no reconocerme, de no sorprenderme, corriendo a toda prisa a lo largo de la pared. Pero son mis pasos los que no...
  • abril 8, 2021
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías