poesía dominicana

LORD VADER Me aferro a este protocolo celestial donde la Luz, tres a dos, dobla el pulso a la Oscuridad ellos llegan con sus corazones rosados y se marchan con obesidad monetaria sin bolsillos donde guardar las utopías Ni memoria de un Club donde forjaron sueños sobre el hierro Sueños que emigraron y se empolvaron de cocaína Lord Vader sonríe… Otros olvidaron sus pupitres en la clase de cívica donde tomaron el juramento Duartiano y hacen leyes en microondas mientras Lord Vader pasea su capa por la curul con...
  • julio 1, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías