poesía panameña

ALDEBARÁN Atardeceres terribles colmaron mi alma de silencios Aldebarán. Las horas de la sangre sobre el final la pausa, el errático exilio de la estirpe la lluvia eterna sobre las tierras innombrables la soledad de tristes campos de olvidadas batallas. En los senderos de un planeta muerto anidaron los ciclos del devenir acunando mares negros. Atardeceres terribles colmaron mi espíritu de nostalgia Aldebarán. Este viaje de símbolos ya concluye su ira inequívoca nema por siempre oculta en los áureos cantos admonitorios en el vértigo de la eternidad sello atávico...
  • mayo 1, 2022
  • 0 Comentarios
Leer más
YEMAYÁ, LA DE LOS MARES A Jorge Amado I Antes he escarbado estas huellas, estas palabras Estas historias resueltas en la pared Clavadas como ojos vidriosos ante una idea que tiembla Que salta en pedazos, da un vuelco Grita en el tiempo y muerde siempre. Antes he escuchado a la corriente hablar A la dulce samaritana gritándome desde el polvo Desde la roca primera de su genealogía de arcilla Desde los trozos de su jofaina más terrena. Yo he grabado y he sacrificado estos animales de Altamira La voz...
  • septiembre 22, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
(Tomado del libro El espasmo y la quietud. Del escritor y poeta Panameño Gorka Lasa. Arcana editores, Poesía, Panamá 2019) www.gorkalasa.com POEMA 1 Pensarse en la broma de horas oblicuas. Enlazar la vida a un desierto de sueños imaginarios, oscuridades invertidas, artífices crueles de la melancolía maleable de un ocaso que se resiste a su horizonte. Lentamente se aproxima la noche de la sinrazón, como volutas de humo en el hemisferio cansado de un mundo sumergido. El soñador escribe en su viaje las cartas para soñar la muerte, porque...
  • septiembre 21, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
BAUDELAIRE Acababa de cumplir cinco años y vivía en la última planta del edificio San Gabriel que era un edificio tan alto que cuando el viento de levante salía a nuestro encuentro sentías que oscilaba y si cerrabas los ojos podías creer que viajabas en un barco, o eras capaz de imaginar un gigantesco bloque de hormigón en el que cruzabas por el cielo, ligero como un dirigible, mas temías que se encendiera, que nos devorase un fuego nacido desde dentro, pero por entonces «bodeler» era tan sólo un...
  • agosto 8, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías