Poesía por la memoria

PEQUEÑA HISTORIA DE MI PAIS. No hay tren, solo muerte y desasosiego. En la estación, se amontonan las pieles de los desolados. Un canto fúnebre alude al viento del salitre, al triste aullido del coyote. El Señor de todas las cosas, peregrina en la negra noche. Torva pluma de buitre en su sombrero. Arden los túmulos. Una fusta de sangre golpea al brioso alazán. En el palacio las ayer ultrajadas preparan el banquete. Celebran sacerdotes y brujos el resplandor del Innombrable. La peste, se confunde con la resaca de...
  • junio 14, 2021
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías