RAFAEL-JOSÉ DÍAZ

EL CASTILLO DE ARENA Cuando coloqué la toalla muy cerca del principio de la orilla, donde la arena mojada se junta con la que quema, sobre todo en días tórridos como estos del final del verano, miré hacia el mar y fui borrando con el pensamiento a cada uno de los bañistas, retiré las lanchas que conducen a los turistas a los deportes acuáticos —que nunca he practicado— y reduje con la imaginación las músicas que se mezclaban formando una algazara que impedía oír el ruido de las olas...
  • agosto 21, 2020
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías