Rami Saari

  DINASTÍA Mi abuelo abandonó Polonia en 1937, fugitivo de jinetes malvados. Mi padre abandonó Rumanía en 1946, fugitivo de la guerra y del frío. Mi madre abandonó Argentina en 1961, fugitiva del gran amor. Y en el año 1982 me obligaron a abandonar Pétaj Tikvá para vivir en Finlandia, Grecia y Hungría: callar en las nieves, temblar en los terremotos y llevarme por el Danubio hacia el telón del infierno. Algo ocurrió antes de todo esto, pero ya es demasiado tarde para esclarecer lo acaecido. A pesar de...
  • mayo 28, 2022
  • 0 Comentarios
Leer más
Categorías