TORTURADO | JORGE DEBRAVO

JORGE DEBRAVO

Del libro Nosotros los hombres editorial Costa Rica 2019*


TORTURADO

Sucede que en la noche, cuando sólo se oye,
áspero y asustado, el jadeo del mundo
y el golpe amargo y duro del corazón de Dios,
me sobresalta el grito de alguien que padece,
de alguno que parece morir estrangulado en medio de dos puertas,
o morir degollado escuchando la muerte
temporal de las olas a la orilla del mar.
Y sucede que entonces amanezco
dolidamente amargo
y ninguno comprende esa seca amargura sin motivo,
y me ven, extrañados, caminar como a saltos,
sin mirar las paredes, ni los charcos, ni el cielo.
Yo quisiera explicar que me hallo triste porque
alguno murió anoche de pie sobre la patria
o en nombre de la esposa perdida para siempre,
pero sería inútil porque yo no poseo
ningún manchón de sangre,
ni una fotografía que atestigüe que alguno
fue muerto de verdad a orillas de la sombra.
Y tengo que guardarme el cadáver adentro,
para mí sólo, adentro,
para sufrirlo, adentro,
como si mi alma fuera, en esta parte del mundo,
la única pariente del hombre asesinado.


NOSOTROS LOS HOMBRES

Vengo a buscarte, hermano, porque traigo el poema,
que es traer el mundo a las espaldas.
Soy como un perro que ruge a solas, ladra
a las fieras del odio y de la angustia.

Traigo sueños, tristezas, alegrías, mansedumbres,
democracias quebradas como cántaros,
religiones mohosas hasta el alma,
rebeliones en germen echando lenguas de humo,
árboles que no tienen
suficientes resinas amorosas.

Estamos sin amor, hermano mío,
y esto es como estar ciegos en mitad de la tierra.

Traigo muertes para asustar a todos
los que juegan con muertes.
Vidas para alegrar a los mansos y tiernos,
esperanzas y uvas para los dolorosos.

Pero traigo ante todo
un deseo violento de abrazar,
atronador y grande
como tormenta oceánica.

Quiero hacer con los brazos
un solo brazo dulce
que rodee la tierra.

Yo deseo que todo, que la vida sea
como el agua y el viento.
Que nadie tenga nunca más patria que el vecino.
Que nadie diga más la finca mía, el barco…,
sino la finca nuestra, de Nosotros los Hombres.


DENUNCIA

Cualquiera diría que miento:
que la sangre ya no se usa
para amasar monumentos.

Que el hambre no es argamasa
usada para unir bloques
y hacer paredes de casa.

Pero yo sé que hay balcones
hechos con huesos de ancianos
y con sangre de peones.

Pero yo sé que hay rellanos
hechos con manos de niños
y soledades de ancianos.

Pero yo sé que hay navíos
hechos con pieles de negros
y corazones vacíos.

Pero yo sé que hay ciudades
hechas con pulpas humanas
y que hay huesos disfrazados
en los marcos de ventanas.


NOCTURNO DE VIDA Y MUERTE

A veces -en la noche- extiende uno la mano
y se la moja toda
como si las estrellas cayeran hechas agua.

Busca uno la luna con ojos asustados
y solo encuentra el hueco
donde una vez estuvo desnudamente blanca.

Entonces – si uno acerca el oído a la sombra
oye largos quejidos como de niños muertos,
como de dulces novias sangrando sin motivo,
como de ángeles tímidos que estuvieran gimiendo.

Si estira uno los ojos en medio de la noche,
ve rostros desolados, manos encallecidas,
brazos de arcilla seca, enfermos retorciéndose,
gentes pobres aullando de abandono,
injusticias rugiendo como grandes panteras…

Y ve también lujosas residencias,
y hombres millonarios durmiendo francamente,
mujeres millonarias barajando los naipes,
sacerdotes contando monedas egoístas,
políticos sudando discursos de alegría,
comerciantes soñando con chequeras, etcétera,
como si todo fuera de miel sobre la tierra.

Es entonces que a uno le sangran las pupilas,
le protesta el amor como anciano colérico,
y sueña con granadas y cristos vengadores,
y ve ríos de guerra desbordarse de cólera,
arrasar los palacios, despedazar monedas
y arrancar de la tierra el hambre y la miseria
con navajas, fusiles, cuchillos y esperanzas.

!Levanta uno los ojos viento arriba
y no encuentra una estrella ni una luna ni nada…!


JORGE DEBRAVO nace en Santa Cruz, Turrialba, 31 de enero de 1938 y muere en San José, 4 de agosto de 1967. Fue un poeta costarricense nacido en una familia de campesinos humildes, trabajó desde muy pequeño para apoyar a su familia. Sus temas en poesía sin variados, haciendo énfasis en elementos políticos y sociales. Es uno de los poetas más interesantes de Costa Rica y cuenta con una obra extensa.

Categorías